Adventista


Últimos temas
» Juegos Biblicos en PDF
Sáb Feb 26, 2011 6:27 am por Marko

» No descargue su mal humor con sus hijos
Sáb Nov 06, 2010 9:49 pm por Marko

» Vivamos la felicidad en el hogar
Sáb Nov 06, 2010 9:48 pm por Marko

» Capítulo 1
Mar Ago 31, 2010 8:15 am por Marko

» Capítulo 2
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 3
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 4
Mar Ago 31, 2010 8:13 am por Marko

» Capítulo 5
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

» Capítulo 6
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Octubre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Palabras claves

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
free counters

¿Su hijo está cambiando de voz?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Su hijo está cambiando de voz?

Mensaje por Marko el Lun Ago 30, 2010 3:08 am

Hasta ayer su preadolescente sonaba como siempre, como un niño de su edad. Sin embargo hoy, usted ha escuchado su primer sonido de una voz chillona nada usual cuando él habla. ¿Qué está pasando? Nada fuera de lo regular, Se ha iniciado su pubertad y algunas cosas empezarán a cambiar. Junto a los cambios obvios en su apariencia física, su voz empezará a sonar muy diferente. Por un tiempo probablemente tendrá dificultad para controlarla y emitirá una serie de ruidos raros cuando intenta hablar.

Según el doctor Steven Dowshen, pediatra endocrinólogo del Hospital de Niños Alfred I. duPont de Wilmington, Delawere, es la laringe (la caja de la voz) la que está causando todos esos sonidos. “Durante la etapa en que el cuerpo pasa por la pubertad, la laringe crece y se hace más grande y gruesa. Sucede tanto en los niños como en las niñas pero el cambio es más evidente en lo niños. Las voces de las niñas solamente se profundizan en un par de tonos y su cambio es casi imperceptible, en cambio las voces de los niños empiezan a ser significantemente más profundas”, señala el especialista.

La laringe, ubicada en la garganta juega un papel muy importante en la creación del sonido de la voz. Dos músculos o cuerdas bucales se extienden a lo largo de la laringe y son como unas bandas elásticas. Cuando una persona habla, el aire viene desde los pulmones y hace que las cuerdas bucales vibren, produciendo el sonido de la voz. El tono y volumen del sonido producido es controlado por la tensión con que se contraen las cuerdas bucales mientras el aire que viene de los pulmones les golpea. “Antes de que un niño llegue a la pubertad su laringe es muy pequeña y sus cuerdas bucales son algo pequeñas y delgadas. Es por eso que su voz es más alta que la del adulto. Pero, cuando llega a la pubertad, la laringe crece y las cuerdas bucales se alargan y se engrosan de manera que su voz se hace más profunda. Junto con la laringe, las cuerdas bucales crecen significativamente más largas y se tornan más gruesas. Además, los huesos faciales comienza a crecer así como también la nariz y la parte posterior de la garganta se hacen más grandes, creando más espacio en la cara para poder dar a la voz más espacio para resonar”, manifiesta el doctor Dowshen.

Cuando el cuerpo del niño se adapta a este cambio de su equipamiento, su voz puede quebrarse o sonar chillona. Este proceso dura solamente unos pocos meses. Una vez que la laringe ha terminado de crecer, la voz de su hijo no emitirá sonidos impredecibles nunca más. Sin duda ese cambio en la voz es una parte normal de su desarrollo y esos chillidos y sonidos raros en su voz lo son también. Una vez que el niño se acostumbre a esos grandes cambios, su voz será difícil de manejar y necesitará de mucho esfuerzo para controlarla. Justo cuando se está acostumbrando a estos grandes cambios en su cuerpo, él tiene que adaptarse al sonido de lo que esta diciendo. Mientras continúa la pubertad, su cuerpo se ajusta al nuevo tamaño de su laringe y esos sonidos algo raros empiezan a desaparecer. Luego de ello, una voz nueva, más profunda y más estable y fácil de controlar aparecerá. “Usted notará también que cuando su laringe se hace más grande, aparece la llamada “manzana de Adán, como una especie de protuberancia en su cuello”, señala el especialista.

Algunos niños cambian de voz entre los 11 y 12 años y a otros les toma hasta los 14 o 15, todo esto es absolutamente normal en el crecimiento y desarrollo de los adolescentes. Es importante que los padres hablen de estos cambios en la fisiología y anatomía de los jovencitos, para que no les caiga de nuevo.

Marko
Admin

Mensajes : 103
Puntos : 309
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/08/2010
Edad : 31
Localización : Bahía Blanca

Ver perfil de usuario http://adventistas.foro-argentina.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.