Adventista


Últimos temas
» Juegos Biblicos en PDF
Sáb Feb 26, 2011 6:27 am por Marko

» No descargue su mal humor con sus hijos
Sáb Nov 06, 2010 9:49 pm por Marko

» Vivamos la felicidad en el hogar
Sáb Nov 06, 2010 9:48 pm por Marko

» Capítulo 1
Mar Ago 31, 2010 8:15 am por Marko

» Capítulo 2
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 3
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 4
Mar Ago 31, 2010 8:13 am por Marko

» Capítulo 5
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

» Capítulo 6
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Octubre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Palabras claves

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
free counters

Enseñe a sus hijos a ser felices

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enseñe a sus hijos a ser felices

Mensaje por Marko el Mar Ago 31, 2010 7:05 am

Pensar en aquello que nos hace felices es una habilidad que podemos aprender y enseñar a nuestros hijos y, ciertamente, algo que debemos transmitirlo pues, al fin y al cabo, la felicidad es lo que todos los padres deseamos para nuestros hijos ¿verdad?
Pero, ¿cómo logramos que nosotros y nuestros hijos desarrollemos el hábito de un pensamiento feliz?

Según el doctor Patrick McMillan, autor de un programa de desarrollo emocional para los niños denominado “Ejercicios para la felicidad” y que puede ser usado en el hogar y en la escuela, lo primero que debemos hacer como padres es comprender los factores que determinan nuestra felicidad o satisfacción con la vida en general.

Él basa su propuesta en un libro de la doctora Sonja Lubromirski, autora del libro “El cómo de la felicidad, tres factores principales que influencian nuestra felicidad: la genética, el medio ambiente y la voluntad para escogerla”. A continuación un resumen de cada uno de los factores y cómo podemos aprender de los mismos para lograr esa habilidad:

La genética: gran influencia
Cuan felices son nuestros padres y fueron sus padres determina en gran medida cuan felices somos nosotros.
En realidad, las investigaciones demuestran que la información genética contabiliza más del cincuenta por ciento de nuestro nivel actual de satisfacción con la vida, esto es entre 40 y 50%. “Si sus abuelos se inclinaban más hacia el pensamiento optimista, ese hábito se vuelve algo que se imprime en su código genético. Sin embargo, algunas investigaciones recientes han encontrado que la programación de la mente subconsciente juega un papel más importante en nuestro desarrollo mental y físico y que esta programación comienza antes de la concepción”, dice la doctora Lubromirski.

Medio ambiente: no es tan importante
Sorprendentemente, nuestro medio ambiente juega, en este tema, un papel menor al que hubiéramos imaginado. Tan solo un 10% de nuestra felicidad es influenciada por lo que sucede a nuestro alrededor y en relación con todas esas cosas que ocurren fuera de nuestro control como la gente, la economía, el clima, etc.

“Nuestra felicidad en realidad depende de cómo reaccionamos a “lo que sucede” en lugar de la reacción al suceso y, ese cómo reaccionamos, depende en gran medida de nuestras creencias subconscientes y de la programación que hemos asimilado mediante la observación a nuestros padres y a cómo ellos reaccionaban frente a los sucesos y a las interacciones con otras personas”, señala la especialista Sonja Lubromirski.

El escogitamiento voluntario
Lo mejor de todo esto es que el restante 40-50% depende de nuestra propia decisión de ser personas felices. Este factor determinante del nivel de nuestra felicidad es uno sobre el cual tenemos control completo y total.

“Esta es la mejor parte pero la más retadora para muchas personas porque muchos de nosotros no nos hemos dado cuenta totalmente de lo que nos hace realmente felices. A más de no conocer lo que realmente nos hace felices, hemos tenido también que enfrentar creencias previas mantenidas subconscientemente y que pudieran limitar nuestra habilidad para escoger ser felices de manera consciente. Estas son las creencias y los comportamientos pre-programados de forma subconsciente que los hemos aprendido de nuestros padres y maestros”, anota la doctora Lubromirski.

En realidad, muchas de las creencias que mantenemos en nuestra mente subconsciente y que determinan en gran parte cómo nuestra vida se va haciendo, fueron desarrolladas antes de cumplir los seis años y, la mayoría de ellas fueron establecidas por nuestros padres y maestros.

Algunas creencias pudieran ser muy limitadas y nos impedirían darnos cuenta de nuestro verdadero potencial para ser felices y para encontrar un propósito en nuestras vidas; sin embargo, estas creencias pueden ser identificadas y reemplazadas con creencias más positivas y auto-satisfactorias.

Entonces pudiéramos entrar en el proceso de poder verdaderamente crear la clase de vida feliz que queremos y merecemos, mediante el uso de herramientas y técnicas probadas que pudieran incrementar nuestro nivel de satisfacción con la vida y abrirnos las puertas de muchas posibilidades. De esta forma pudiéramos realmente creer que nos merecemos tener una vida feliz.

“Ahora bien, esto no quiere decir que la infelicidad jamás vuelva a ocurrir porque esto no solo que es imposible sino también malsano creer. Los humanos estamos en la parte superior de la cadena alimenticia o, al menos, muy cerca de la cumbre debido a nuestra increíble mente consciente y subconsciente y a nuestra habilidad de sentir y reaccionar a una amplia gama de emociones. Sin embargo, las investigaciones científicas han determinado algunos beneficios sustanciales para poder ser más felices: larga vida, menos enfermedades, relaciones que duren más tiempo y tengan mayor significado (muchos menos divorcios), mejores logros académicos y mejores carreras y éxitos financieros. Si usted pudiera escoger ser más feliz, lo que en realidad es posible, y usted tuviera las herramientas necesarias para conseguir que esto suceda y el convencimiento de que pudiera usar tales herramientas para vivir una vida de abundancia y felicidad, ¿lo haría? Si supiera que al utilizar las técnicas probadas para incrementar su propia felicidad, usted estaría proporcionando al mismo tiempo esas herramientas a sus hijos y estableciendo la creencia de que pueden ser lo que quieran ser en la vida, hacer y tener lo que se merecen y desean, ¿las usaría?”, son las reflexiones y, al mismo tiempo, los cuestionamientos que la doctora Lubromirski pone sobre la mesa.

¿Qué haríamos? Poder adquirir el conocimiento suficiente para cambiar la vida y de esta manera proporcionar a nuestros hijos ese conocimiento para que ellos también puedan cambiar la dirección de sus vidas es el planteamiento que se hace. Para ello se ha organizado la primera Exposición en línea y gratuita que pudiera cambiar las vidas de millones de padres, profesores y niños alrededor del mundo y que se realizaría en octubre del 2010.

En este evento se proporcionarán las herramientas y la información necesaria para ese cambio de vida para beneficio de padres y maestros, y para ayudarles a enseñar a sus hijos a vivir esa vida sensacional que ellos se merecen, basada en ese aprendizaje de la felicidad. Quienes estén interesados en conocer más sobre esta teoría de enseñanza de la felicidad a los hijos pueden visitar www.HappierKidsNw.com

En todo caso, la sugerencia para todos los padres y maestros es pensar detenidamente en lo importante que es aprender más sobre el manejo de esta valiosa herramienta de vida: la felicidad, para que a través de ello se pueda lograr que el planeta se convierta en un mundo nuevo y mejor para las futuras generaciones.

Para concluir, es también muy importante enseñar a los hijos que la felicidad siempre camina de la mano de la verdad. Es muy necesario hacerles ver que la mentira y la falsedad, antes o después, acabaran por llevarles a la ruina física y moral, y que la felicidad consiste en lograr superar las dificultades y aprovecharlas, para de esta manera gozar de lo que se tiene, incluso en la adversidad.

FINALMENTE le quiero mencionar algo MUY importante, puede olvidarse de mucho de lo que leyó pero de esto no: Trae felicidad al ser humano la armonía, el respeto, la unidad, el compañerismo, el amor los unos por otros, el niño es feliz cuando ve a sus padres juntos amándose y cuando dentro del hogar hay buenos hábitos, costumbres, aquello se refleja en la felicidad de los hijos. Hay felicidad en las personas cuando hay salud, cuando se alcanzan los objetivos, cuando hay esperanza de una vida mejor, HAY FELICIDAD en el ser humano cuando Dios está presente en nuestras vidas y hacemos de El nuestro Salvador.

Marko
Admin

Mensajes : 103
Puntos : 309
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/08/2010
Edad : 31
Localización : Bahía Blanca

Ver perfil de usuario http://adventistas.foro-argentina.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.