Adventista


Últimos temas
» Juegos Biblicos en PDF
Sáb Feb 26, 2011 6:27 am por Marko

» No descargue su mal humor con sus hijos
Sáb Nov 06, 2010 9:49 pm por Marko

» Vivamos la felicidad en el hogar
Sáb Nov 06, 2010 9:48 pm por Marko

» Capítulo 1
Mar Ago 31, 2010 8:15 am por Marko

» Capítulo 2
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 3
Mar Ago 31, 2010 8:14 am por Marko

» Capítulo 4
Mar Ago 31, 2010 8:13 am por Marko

» Capítulo 5
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

» Capítulo 6
Mar Ago 31, 2010 8:12 am por Marko

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Palabras claves

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Visitas
free counters

Forme un niño sano desde el feto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Forme un niño sano desde el feto

Mensaje por Marko el Mar Ago 31, 2010 7:20 am

Investigadores, pediatras y nutricionistas sostienen que con una alimentación especial se puede prevenir enfermedades a futuro. En países avanzados este conocimiento se denomina Programación Metabólica Temprana. Este concepto innovador, que está avalado por múltiples organismos internacionales, entre estos la Academia Americana de Pediatría, asegura que en edades tempranas se puede programar que los tejidos sean sanos.

“Hace muchos años se pensaba que si mis abuelos y padres eran obesos y diabéticos, yo iba a tener que cargar con los genes de la obesidad. Ahora creemos que algunos ingredientes contenidos en la alimentación habitual hacen que los ‘genes malos’ se queden ‘dormidos’ y los ‘genes buenos’ trabajen de manera muy temprana para enseñar a los tejidos a que no depositen grasa y por lo tanto prevenir”, dice Pedro Gutiérrez, pediatra y doctor en nutrición infantil y presidente de la Red Cochrane de México.

Detalles
Para lograr programar al organismo se requieren de tres elementos presentes en varios alimentos: prebióticos, probióticos y ácidos omega 3.

“El probiótico es una bacteria benéfica para la salud del ser humano”, asegura Gutiérrez. Si se la ingiere en el yogurt, en el queso enriquecido con este elemento o en la leche materna, que es muy rica de este organismo, se puede hacer programación metabólica, aún desde el primer día de gestación de un niño.

Bebé
A partir del sexto mes de vida, los pediatras recomiendan que junto con la leche materna se les proporcione a los niños otros nutrientes. Sin embargo, varios especialistas sugieren que este proceso llamado alimentación complementaria debe ser paulatino, esto significa que por el temor a que los pequeños desarrollen alergias la madre debía incluir poco a poco algunos productos y tener recelo con el huevo, la piña o el pescado.

Pero, Gutiérrez asegura que no debería ser así, sino que un infante debe ser expuesto a toda clase de comida, pues explica los probióticos mejoran las respuestas inmunológicas. “Cuando éste entra al organismo va hacia el intestino, allí toma el alimento y lo metaboliza. Luego se dirigen a la célula, donde a través de señales bioquímicas estimula la inmunidad y defensas, por lo tanto previenen las alergias”, agrega.

Es decir, un niño alimentado con esta bacteria desde el feto tiene menos probabilidades de presentar asma, rinitis, entre otras patologías, en comparación con aquellos que no fueron criados con alimentos funcionales. Además, otro de los beneficios es que este microorganismo juega un papel importante en la prevención de la obesidad, ya que en el intestino hace que se produzca una hormona que evita que se aloje grasa en los tejidos.

Cantidad requerida
“Es importante que la madre en la semana consuma 250 gramos de yogur, tres veces por semana enriquecido por un probiótico que realmente funcione”. Es decir, al comprar el lácteo la persona debe fijarse en los valores nutricionales y asegurarse que el producto contenga las palabras: Lactobacilus BB12, Lactobacilus Reuteri o Lactobacilus GG, que son probióticos avalados científicamente.

Para los huesos
“La osteoporosis no empieza en la vida adulta, sino en nacimiento”, indica Gutiérrez. La absorción de calcio de una persona se da en el vientre materno, pues los huesos terminan de formarse y solidificarse entre los 8 y 11 años. El resto de la vida en el tejido óseo se da la función de perder y ganar calcio.

“Si en este etapa doy al niño algo que le ayude a absorber calcio, prácticamente no habrá osteoporosis. Y esto lo hacen los prebióticos”, señala. Un prebiótico, a diferencia de los probióticos que son organismos vivos, es una fibra en forma de azúcar y tiene la función de mejorar la digestión y las funciones intestinales, además es el alimento del probiótico.

Este el encargado de estimular la absorción de calcio, por lo que “para lograr la programación se recomienda dar entre 4 a 8 gramos de prebiótico, que traducido a alimentos equivale a cinco raciones entre frutas, verduras y vegetales por día”, dice el experto.

Alimentos con prebióticos
Debe consumir
Vegetales de color verde oscuro como espinaca, brócoli lechuga.
Frutas de un rojo intenso como frutillas, arándanos, moras, cerezas.
Cereales como almendras, nueces y maní.

DATOS
Probióticos recomendados: Lactobacilus BB12, Lactobacilus Reuteri o Lactobacilus GG.

Una mujer debe consumir alimentos ricos en probióticos en el embarazo y durante la lactancia para que también se beneficie su hijo.

Marko
Admin

Mensajes : 103
Puntos : 309
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/08/2010
Edad : 31
Localización : Bahía Blanca

Ver perfil de usuario http://adventistas.foro-argentina.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.